miércoles, 28 de agosto de 2013

AGUA DULCE...un recurso natural en vías de desaparecer aceleradamente.


"Que el petróleo se va a acabar es algo que se sabe desde hace ya décadas. Constantemente aparecen nuevos estudios alertando de que en cuarenta o cincuenta años se habrán terminado las reservas. Pero antes de que eso suceda, antes de que el crudo pase a ser sólo un mal recuerdo, otro bien, mucho más preciado, habrá desaparecido por el crecimiento de la población, la contaminación de las fuentes y el uso ineficiente de los recursos disponibles. Hablamos del agua dulce. 

A medida que la población mundial siga creciendo el problema empeorará. Según datos de la ONU, si en estos momentos cerca de 1.200 millones de personas viven en zonas de escasez de agua, para 2015 las previsiones apuntan a 1.800 millones.

Os invito a reflexionar al respecto!

Tomada la idea de un artículo de eleconomista.es, de fecha 22 de Agosto del 2013/Rodrigo Gutierrez.

lunes, 26 de agosto de 2013

Lixiviados...ALERTA con nuestras aguas!

El volumen de lixiviados que se producen en un vertedero es muy variable según las condiciones medioambientales del entorno, tipo de residuo, tratamiento del terreno... 

Dos de los aspectos que inciden más en la generación de lixiviados son la humedad de los residuos y la pluviosidad de la zona en donde se encuentra el vertedero. 

El agua de lluvia mezclada con lixiviados es considerada lixiviado...esta contaminación afecta  de forma importante a los acuíferos (aguas subterráneas). También, a las aguas superficiales: arroyos, ríos y otros cauces superficiales debido a fugas, desbordamientos,  de los sistemas previstos para su almacenamiento. 

Pensar en la solución medioambientalmente más viable y económicamente accesible es el tratamiento de los lixiviados antes de su eliminación.




Apoyo bibliográfico Revista Ambientum/Aplicaciones Especiales del Reciclaje/Técnico en Medio Ambiente Joan Mayolas Grau/ Centro de Investigaciones del Reciclaje.


Lixiado...el gran contaminante de nuestras aguas subterráneas! Alerta!


Uno de los aspectos más engorrosos en la gestión integral de un vertedero de residuos sólidos urbanos o una instalación de tratamiento de los mismos es el lixiviado. 

Este líquido procede principalmente de la degradación de la materia orgánica contenida en los residuos, a lo que se suman otros líquidos presentes en los residuos, envases con líquidos, entre otros... unido al agua de lluvia!!!

Su aspecto es negro, de olor fuerte y penetrante, fluido y, en zonas de acumulación y/o estancamiento, presenta una capa superficial de varios centímetros de espuma.
La composición media de estos líquidos varía considerablemente según áreas geográficas, edad del vertedero y tipo de residuo depositado en el mismo, pero todos coinciden en una alta carga orgánica, DQO y DBO5; su principal factor contaminante. 


En los vertederos incontrolados o semicontrolados, los lixiviados acababan en cualquier cauce de río, o de nuestros mares. Seguiremos permitiendo esto? SOMOS nosotros quienes tenemos la solución en nuestras manos...

...continua.

Apoyo bibliográfico Revista Ambientum /aportes Centro Investigaciones del Reciclaje/ Aplicaciones Especiales del Reciclaje/ Técnico en Gestión Ambiental Sr. Joan Mayolas Grau.



martes, 2 de julio de 2013

BASURAS, problema sin resolver.

"Basura, ha sido, es y será un problema a resolver en todo el mundo con énfasis especial en las grandes urbes o metrópolis de cada país, donde gran cantidad de basura orgánica e inorgánica se acentúa y las vemos sobrepasar sus limites sanitarios.

Basura,  el último estadio del ciclo de los bienes de consumo, que comienza con la extracción de la materia prima, continúa con el proceso industrial y su uso como objeto de utilidad; es así que la cantidad de basura que una persona genera se incrementa con el desarrollo de la sociedad consumista.
Un problema acuciante para la gestión de las basuras es qué hacer con ellas, dónde acumularlas y cómo transportarlas desde los hogares hasta su destino final, porque la acumulación de residuos en un basurero genera lixiviados contaminantes, es decir, concentraciones de líquidos y aguas que circulan por el interior del basurero y terminan en los acuíferos y los ríos. Además de que contamina el ambiente y da mal aspecto a nuestras comunidades, produce malos olores, son verdaderos focos de infección y lugares de reproducción no solo de bacterias, hongos y otros microorganismos, sino de reproducción  de roedores 
La solución futura y verdaderamente confiable del problema surgirá con una real “educación de la basura”, que empiece desde nuestros hogares, pase por nuestros centros educativos, avance por nuestros lugares de trabajo y aterrice en nuestras calles, comunidades y ciudades.
La aplicación de normas ambientales como reciclar, reutilizar y reducir son algo imprescindible"
...tomado de Introspección del tratamiento de la basura en PanamáPor Alain Morales García. 




lunes, 1 de julio de 2013

Experiencias en búsqueda y rescate, con creatividad, interactuando con el ser humano!

TamariuÉS, un proyecto integral de mejora de la calidad urbana de Tamariu, con intervenciones en espacios urbanos y naturales, donde se valora la estètica, la cultura  y el respeto de los espacios naturales, así como la recuperación de áreas degradadas.

...un festival, un encuentro, una continuidad...gracias a todos !!!

El Centro de Investigaciones del reciclaje, felicita al equipo multidisciplinario y hacer realidad este evento y este encuentro GRAN MOTIVADOR de  la creatividad, el arte, la interacción "integral" con el ser humano, arquitectura, medio ambiente...la búsqueda de la UNIDAD, vale la pena! Gracias por existir equipo TamariuÉS!

viernes, 21 de junio de 2013

AGUA, nuestro gran recurso y no lo sabemos!

 Como el agua y la alimentación son cosas que están estrechamente ligadas, hay un peligro latente de que, si escasea lo primero, falte lo segundo.
La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) subrayó los fuertes vínculos entre ambos temas al señalar que la producción rural responde por más de 70 por ciento del uso del agua en el mundo.
En un informe divulgado en Roma, esa agencia de la Organización de las Naciones Unidas alertó que la parte del agua disponible para la agricultura caerá 40 por ciento para 2050.
La FAO celebra en la capital italiana su 38ª Conferencia Bienal, entre el 15 y el 22 de este mes.
Su proyección se basa en estadísticas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), entre cuyos integrantes están los países más industrializados.
La disponibilidad de agua potable muestra una tendencia similar a la de las tierras: hay suficientes recursos a nivel mundial, pero distribuidos en forma desigual.
Mientras, en un número cada vez mayor de países o partes de estos, hay escasez de agua, según la FAO.
Debido a su vulnerabilidad, las áreas costeras, la cuenca del Mediterráneo, los países del norte de África y de Asia central parecen ser lugares donde las inversiones en técnicas de manejo de agua deben ser consideradas una prioridad cuando se trata de promover la productividad agrícola.
Consultado sobre si el vínculo entre productividad agrícola y escasez de agua es real, Jan Lundqvist, asesor científico del Instituto Internacional del Agua de Estocolmo (SIWI, por sus siglas en inglés), dijo a IPS: “Sí y no”.
Si no hay agua (por ejemplo, en los desiertos), no se pueden producir alimentos, señaló. Pero el agua es un recurso renovable y el ciclo hidrológico continuará en el futuro, indicó.
El problema es que es cada vez más difícil, caro y peligroso, según Lundqvist, desviar agua de los ríos y lagos o extraer la que se encuentra en las reservas subterráneas.
“Al mismo tiempo, con el desarrollo económico, se incrementa la demanda de agua por habitante”, indicó.
El hecho de que se necesita este recurso para producir todo lo que el ser humano come quedó claramente ilustrado en una exposición realizada en el SIWI el año pasado.
En esta se explicaba que la producción de una hamburguesa promedio (dos rodajas de pan, carne, tomate, lechuga, cebollas y queso) consume unos 2.389 litros de agua, contra 140 litros para una taza de café y 135 para un simple huevo.
Para un plato de arroz con carne y verduras se necesitan unos 4.230 litros, mientras que un grueso y jugoso bistec de carne, alimento básico en muchos países del Norte industrializado, consume una de las mayores cantidades de agua: alrededor de 7.000 litros.
Vincent Casey, gerente de apoyo técnico de la organización WaterAid, con sede en Londres, dijo a IPS que la agricultura irrigada es responsable de la mayor parte de la extracción de agua en muchos países.
Se podría prevenir la escasez cambiando las prácticas agrícolas, apuntó.
Es posible modificar los tipos de cultivos, los métodos de irrigación y las tarifas del agua para reducir la demanda. Pero esas acciones requieren compromiso político, el cual puede ser difícil de obtener, reconoció.
Para garantizar la seguridad del agua se necesita además una buena administración de los recursos y de los servicios de suministro, como bombas, cañerías y tanques de reserva.
La escasez de agua ya es una realidad para más de 760 millones de personas, advirtió Casey, en gran medida por la falta de servicios de suministro.

“Si no tuviéramos embalses, cañerías y grifos en Gran Bretaña, también sufriríamos escasez”, indicó.
Para afrontar la crisis del suministro se necesitará controlar la demanda en las áreas donde los recursos están más presionados, y extender la oferta a los lugares donde hay dificultades de acceso.
Si hay escasez de agua, dijo Lundqvist a IPS, la producción de alimentos se verá afectada por muchos motivos.
En primer lugar, porque otros sectores demandarán una buena parte del suministro. Con la creciente urbanización, tanto la industria como los hogares requerirán de agua adicional.
“El agua se está volviendo escasa, no solo porque el volumen se redujo, sino también porque está creciendo la demanda de la sociedad”, indicó.
Un segundo motivo es que el patrón de precipitaciones se hará más azaroso como consecuencia del cambio climático. La incertidumbre y los riesgos aumentarán para los agricultores.
Esto es particularmente problemático para la agricultura que depende de la lluvia, señaló. Y la situación se hará más compleja conforme las sequías e inundaciones se hagan más frecuentes y amplias.
A su vez, el aumento de las temperaturas acelera la evaporación del agua, lo que también complica a los agricultores.
En esas circunstancias, y considerando el hecho de que se produce suficiente comida para alimentar a toda la población mundial en forma adecuada, es vital garantizar que esos alimentos lleguen a todos, incluyendo a los pobres.
Entre un tercio y la mitad de los alimentos producidos se desperdician o son transformados. Esto supone una enorme pérdida de recursos, sostuvo.
“Deberemos caminar bien firme en el futuro, asegurando que se produzca lo necesario, que se pueda acceder a ello y que sea aprovechado”, afirmó.

miércoles, 23 de enero de 2013

"...el hombre nace con mala levadura!"

Enseñanzas, aprendizajes por el camino de mi vida
Este vídeo no tiene desperdicio.
"Man, absolutely BRILLANT stuff", de Steve Cutts...gracias por compartirlo!

viernes, 13 de abril de 2012

Walter Lewin....arte y ciencia, ARTE? ès?


Arte y Ciencia....ès!!! Un artista, un científico, un personaje a quien estoy "conociendo" hoy gracias a La Contra del Diario de La Vanguardia del día...gracias Sr. Walter...."el cielo es azul"!!!!!....Crecer con la ciencia y cada clase una obra de arte....firmado!!!!

http://www.lavanguardia.com/lacontra/20120413/54284733880/walter-lewin-solo-podemos-ver-algo-si-sabemos-su-porque.html

Walter Lewin, astrofísico, 50 años como profesor en el MIT y autor de 'Por amor a la física'

Victor-M Amela, Ima Sanchís, Lluís Amiguet

"Sólo podemos ver algo si sabemos su porqué"


Crecer con la ciencia

La ciencia nos hace crecer como personas. Lo enseña Lewin. También la innovación hace crecer las economías (lo enseña el modelling del Nobel Kidland, entre otros). Por eso recortar el presupuesto español en investigación, tecnología y formación es recortar el crecimiento. (lo enseña el Financial Times, y añade que es mejor recortar en niveles de administración: en políticos). También es urgente que la Unión Europea invierta en innovación y tecnología para promover ese crecimiento que necesitamos (y también lo enseñó anteayer el Financial Times). Y ahora aprenderé, gracias al talento de Lewin y a la nueva tecnología que es la red, por qué el cielo es azul. Y así creceré.

Por qué el cielo es azul?

No lo sé.
¿Cómo puede ver el cielo sin saber por qué es azul?

Usted es el profesor.
Y usted es una persona. Si le explico por qué el cielo es azul, cuando lo mire verá mucho más de lo que veía. Y así vivirá más.

¿Y?
Enseñar es eso: ayudar a los demás a que vivan más y mejor.

¿En qué sentido?
Yo enseño a vivir con más sentido. Cuando aprende, su vida se llena de sentido. Por eso, yo no doy clases: doy vida al alumno.

¿Tan grave es no saber lo del cielo?
Más grave es no habérselo preguntado. Si logro que se lo pregunte, elevaré su nivel de conciencia y haré de usted mejor persona. ¿Ha estado hace poco en una guardería?

Sí.
Pues fíjese en los soles que dibujan hoy los parvulitos: pintan soles verdes o azules.

Los pintan de todos los colores.
¿Y sabe por qué?

¿...?
Porque hubo un Van Gogh que un día pintó un sol verde: ¡nos enseñó a ver el sol como yo le enseño a ver el cielo! Cuando yo era niño, el profesor que nos veía pintar un sol verde nos reñía: "Walter, no pintes el sol verde; ¿no ves que es amarillo?".

¿Y por qué hoy no se lo dicen al niño?
¡Porque existió Van Gogh! Y porque hubo un Picasso que nos enseñó a ver el cuerpo humano en Las señoritas de Aviñón, y hasta un Duchamp que convirtió un urinario en una obra de arte. El arte nos enseña a ver el mundo, y eso es lo que yo quiero hacer cuando enseño física y colecciono arte.

¿Qué tienen que ver arte y física?
Amo el arte porque me enseña a ver el mundo y, así, a crecer como persona y vivir más. Por eso soy artista cuando doy mis clases, porque aspiro a cambiar a mis alumnos.

Lo importante no es saber más.
Eso cree la mayoría de los profesores: que es mejor quien más materia cubre.

Yo diría lo mismo.
Pues no es mejor profesor quien más materia cubre, sino quien más mundos descubre. Para lograrlo, la preparación de las clases debe ser algo tan creativo como el arte.

¿Qué hace usted para darlas?
Yo me despierto de madrugada y me abalanzo sobre un cuaderno, que tengo en mi mesilla de noche, para apuntar las ideas que se me ocurren para mejorar mis clases. Si logro emocionarles, les haré pensar. Por eso estudio teatro, declamación, oratoria...

Lo he apreciado en sus vídeos.
¡Hace cincuenta años que no repito una clase! Porque son mis obras de arte.

Sé que la frecuentan no universitarios.
También vienen ancianas que se apasionan cuando aprenden qué es un agujero negro del universo: cambia su mente y su vida.

¿Cómo logra explicárselo?
Las reto, les hago reír, llorar, divertirse, pensar... ¡Y que se meen de miedo!

¿Les explica su cálculo de que la Tierra se acabará en 5.000 millones de años?
Claro.

¿Y no es deprimente pensarlo?
¡No! El universo rebosa de formas de vida. La nuestra es sólo una más. ¿Realmente cree usted que somos tan importantes?

Tal vez no somos gran cosa, pero somos lo único que tenemos.
En nuestro universo hay cien mil millones de galaxias y más de mil millones de planetas, y hay otros universos: un multiverso...

...
Y de todos esos billones, billones, billones, billones, billones, billones, billones, billones de planetas..., ¿cree usted que la Tierra es el único con vida? ¿Y que somos la única vida inteligente?

No lo sé.
Lo importante es que se lo pregunte, y tal vez coincida entonces conmigo en que nuestra existencia no es tan importante.

¡Pero es la nuestra!
Somos hijos de la casualidad cósmica. Tal vez algún día seamos capaces de fabricar una célula en el laboratorio, y ese día cambiarán las cosas. Mientras, somos irrelevantes.

Le veo ilusionado y resignado.
El cálculo es que a la Tierra le quedan 5.000 millones de años de existencia, pero si no rectificamos, los humanos acabaremos con nuestro planeta mucho antes. Y ahora habla un físico: hay cambio climático.

Cuando los humanos desaparezcamos, ¿no quedará nada de nosotros?
No. Pero si le resulta duro aceptar su propia desaparición y la de su especie, le daré una solución más allá de la razón: tenga fe.

¿En qué?
Adopte una religión y si un día un hijo suyo muere estúpidamente, no enloquecerá de dolor, sino que se dirá: "Dios lo quería tanto que se lo ha llevado consigo".

Es muy respetable.
Por supuesto. Yo le respetaré. Y espero que él respete a quienes no creemos.

Todos somos respetables.
La religión -no la razón- es el único modo de sentirse especial en el universo.

Usted tiene talento... Y ego.
Es verdad. El ego mueve el talento. Si repasa conmigo a los talentos del MIT...

Entrevisté allí a Chomsky: lo sé.
Son tan considerables como sus egos; pero los ponen al servicio de los demás.

¿Qué compensación le da enseñar?
Sé que, cuando usted mire al cielo a partir de ahora, se acordará de mí.

·······················

Compra el libro en Amazon.es:

Por amor a la física: Del final del arco iris a la frontera del tiempo

Por amor a la física (kindle)

Tengo 77 años y ya llevo 50 investigando y enseñando física, pero jamás he repetido una clase: soy artista de la docencia. Nací en Holanda: mis padres fueron gaseados en Auschwitz y crecí en EE. UU. Soy ateo, pero respeto la religión si me respeta. Colaboro con CosmoCaixa

.

martes, 10 de abril de 2012

Casa de paja, y otros beneficios cerca de Barcelona



Reportaje en la revista del Colegio de Aparejadores de Catalunya sobre Casa de paja en Vallgorguina...gracias Valentina Maini, arquitecta...promotora autoconstructora Esther Cantos, Peter Mayer promotor autoconstructor...Maren Termens , arquitecta técnica, Xavier Baldrich, arquitecto técnico.

viernes, 16 de marzo de 2012

...Una revelación, una rebeldía....una realidad, una expresión de "arte urbano"?


Esta es una propuesta de la gente de BASURAMA, a quienes le llevamos un seguimiento por sus propuestas!

Esta propuesta figura en la dirección http://arte.fiberfib.com/2007/basurama/.... de FIB ART, año 2007...y dice,
..."La sociedad en la que vivimos nos impulsa al consumo masivo, a la depredación continua de objetos, alimentos, suelo, relaciones personales...En nuestro subconsciente nos damos cuenta de que este ritmo no es compatible con un desarrollo pleno y equitativo; incluso sabemos es insostenible para el futuro. Para poder llevar esta vorágine depredadora hemos creado sistemas de descongestión de conciencias, modos de acallar los sentimientos culpables para poder sentirnos mejor y seguir consumiendo sin preocupaciones".

Genial, verdad?...y sigue,

..."Uno de estos modelos es el reciclaje y el tratamiento moderno de residuos urbanos. Básicamente consiste en que lo que desperdiciamos desaparece de nuestra vista en unas horas, un día a lo sumo. También logra que parezcamos mejores ciudadanos, personas más ecologistas, cuanto más separemos nuestras "basuras". Contribuiremos a la "mejora del medio ambiente" si ponemos los vidrios de un lado y los plásticos en el otro. Incluso nos hace pensar que cuato más juntemos de uno u otro tipo de material, más concienciados estamos. Trasladamos así la culpabilidad a aquellos que no clasifican, mientras nosotros podemos seguir consumiendo todo lo que queramos sin preocuparnos por nada. Todo acaba desapareciendo de nuestra vista y va "al cielo" de las basuras, al "nirvana de los residuos, donde se transformaran en algo bello y nuevo que podremos volver a comprar, devorar y volver hacer desaparecer. El ciclo se repite y nosotros no somos culpables".

Basurama cree en la reducción y en la reutilización...cree en la moderación del consumo y en la creatividad...

..."El reciclaje doméstico supone un lavado de conciencias que alejado de reducir el consumo lo habilita, lo potencia y lo convierte en "algo ecológico".

Y dicen..."Consideramos que la desaparición inmediata de "basuras" que generamos nos oculta la realidad de la acumulación de desperdicios que se está convirtiendo en un problema acuciante."

Esta propuesta que ejecutaron en esta oportunidad, en el 2007, "propone una revelación" de la cantidad de desechos que se pueden generar en un evento, en un festival

BASURAMA, colectivo dedicado a la investigación y a la gestión cultural que ha centrado su área de estudio y actuación en los procesos productivos, la generación de desechos que éstos acarrean y las posibilidades creativas que suscita esta coyuntura contemporánea. Nacido en la Escuela de Arquitectura de Madrid...pretende estudiar fenómenos inherentes a la producción masiva de basura real y virtual de la sociedad de consumo aportando nuevas visiones que actúen como generadores de pensamiento y actitud...interrogantes también sobre nuestra forma de pensar, de trabajar, de percibir la realidad "colectiva".


Gracias a colorESarquitectura y su aporte al CENTRO...es Educación Ambiental, es arquitectura de sensibilidad...



jueves, 15 de marzo de 2012

...convertir las algas en biocombustible, utilizando los nutrientes de las aguas residuales!

Diario El Pais, articulo de Maruxa Ruiz Del Árbol
Las algas están de moda. Para la mayoría de los europeos eran, hasta hace poco, tan solo esos molestos vegetales viscosos que se enredan en los pies al pasear por la playa. Gracias a la popularización de la comida asiática y a grandes chef como Ferrán Adriá, que las han incluido en sus menús, se comenzó a apreciar el sabor de las algas en nuestros platos. También son utilizadas para la industria cosmética. Pero la última y más ecológica conquista de los vegetales marinos es su gran potencial como combustible biológico.

En enero un estudio del Departamento de Energía estadounidense afirmaba que la productividad de las algas para hacer etanol podría ser el doble que la de la caña de azúcar y cinco veces superior a la del maíz. Ahondando en esa veta de esperanza, se ha presentado en Londres un ensayo de la Unión Europea, liderado por la empresa española Aqualia, que pretende utilizar los nutrientes de las aguas residuales para abonar algas marinas y transformarlas en biocombustible.

“Hasta ahora la producción de algas se había utilizado para la industria de los cosméticos y para la cocina pero ahora pretendemos darle un nuevo uso”, dijo Frank Rogalla, director de este proyecto. Rogalla defiende las algas como una nueva fuente sostenible de producir biocombustible frente a las generaciones anteriores, criticadas por utilizar alimentos de consumo masivo (como maíz), que elevaban el precio de los productos básicos e implicaban la ocupación de enormes extensiones de tierra con monocultivos.

La viabilidad del proyecto ya ha sido comprobada en laboratorio y ahora se pretende es comprobar que puede funcionar a gran escala. Si el resultado es positivo en cinco años nuestros coches podrían funcionar con gasolina hecha de residuos humanos y algas, algo tan escatológico como sorprendente.

El sol para la fotosíntesis de las algas es un elemento vital en el proyecto, que se autoabastecerá con luz solar en vez de electricidad. Por eso se ha elegido Chiclana de la Frontera (Cádiz) para llevar a cabo el gran ensayo a nivel industrial. En la iniciativa participan seis países: Alemania, Reino Unido, Holanda, Austria y Turquía, pero es la española Aqualia la que lidera el proyecto

Las aguas residuales procedentes de la estación depuradora de El Torno serán utilizadas como abono para este gran experimento que abarcará diez hectáreas (unos diez campos de fútbol como el Bernabeu). Si se logra el objetivo en productividad este terreno podrá producir 3.000 kilos de algas con un contenido en combustible del 20%, o sea, suficiente biodiesel para llenar el depósito de 400 coches al año, según explicaron en la presentación del proyecto en Londres. La española Aqualia se beneficiará del proceso gestionando las aguas que salgan depuradas de manera natural por las algas y sin necesidad de electricidad ni emisiones de CO2.

Rogalla destaca entre las ventajas e innovaciones del proyecto, llamado All-Gas, la mejora de la eficiencia, porque las microalgas son un cultivo de rápido crecimiento, así como la eliminación simultánea de nutrientes de las aguas residuales y la recolección y procesamiento de la biomasa para el aceite y otras extracciones químicas.

La tecnología funciona de una manera similar a las plantas de tratamiento de aguas residuales convencionales. La diferencia es que, mientras la técnica tradicional convierte la suciedad en energía utilizando electricidad, el All–Gas pretende llegar al mismo resultado utilizando la luz solar. Las aguas residuales aportan al alga una gran cantidad de nutrientes. Gracias a ellas, si en cinco años el proyecto se muestra viable a gran escala, lo que se cuela por la cisterna del retrete se podría convertir en gasolina para nuestros coches y lo que hasta ahora teníamos que tratar como un residuo se convertirá en un recurso de gran valor.


Reportaje que llega al Centro gracias a Aplicaciones Especiales del Reciclaje, Joan Mayolas Grau.

...parte fundamental dentro de la sustentabilidad en la arquitectura de sensibilidad: la participación activa de los habitantes de la ciudad!!!

Los tejados verdes son muy importantes, no por su belleza, que
es obvia!!! sino por su capacidad de mitigar las condiciones
meteorológicas extremas, comunes en tejados tradicionales.
Los tejados verdes absorben la lluvia y reducen la escorrentía.
Si las casas de madera brotaran del suelo como las setas los tejados
tendrían una capa de tierra y vegetación.
Los tejados vivos no son novedad ahora, ya se ponían en la casa
de los campos o praderas y ahora en las casa de madera y hasta
en los edificios de las ciudades por altos que sean.
El tener los tejados verdes reduce hasta un 30% los costos de la
calefacción y el aire acondicionado en el interior de los edificios y
casas de madera de todo tipo (incluso casas prefabricadas de madera).
Cuando llueve sobre un tejado convencional el agua se derrama por el
borde de las casas y se pierde en las alcantarillas sin ser absorbida
ni filtrada, sin embargo en una cubierta viva sucedería como en un
prado el agua absorbe, la filtra, ralentiza su circulación e incluso
almacena una parte para su uso posterior, reduce la amenaza de
desbordamiento de los colectores, prolonga la vida del alcantarillado
urbano y devuelve a la cuenca hidrográfica circundante más limpia.
... la vegetación protege el tejado de la radiación ultravioleta
reduciendo el reflejo de la misma, sobre la capa de ozono,
este Sistema de Aislamiento, nos proporciona un Aislamiento
Térmico-Acústico excelente que produce un importante ahorro
energético, siendo más respetuosos con el Medio Ambiente.
Actualmente la mayoría de los edificios quieren ser verdes y la gran
cantidad de certificaciones en relación a la sustentabilidad confirman
que es una tendencia en nuestras ciudades. Aunque ser sustentable
va mucho más allá de vestir el edificio de verde, hoy en día es una operación
bastante común, que incluso podría aplicarse en edificios ya existentes en
nuestras ciudades
La necesidad de reducir nuestra huella ecológica, y de hacerlo
en un corto espacio de tiempo, nos obliga a realizar una
tarea docente que no podemos esquivar. Y lo podemos
hacer en diferentes ámbitos y niveles culturales, y dirigido
a personas de edades, formaciones y orígenes diferentes.

Mediante actos, cápsulas educativas, publicaciones,
ejemplos prácticos, participación en seminarios y
forums de diferente naturaleza, pretendemos llegar al
máximo de número de personas posible con un
lenguaje entendedor y práctico. Podemos contribuir
con nuestra práctica diaria a los planteamientos de
un determinado sector académico -con el que
coincidimos -, que postula que los límites existen y
que no podemos negar la evidencia por más tiempo.

Los efectos sobre el cambio climático,
la pérdida de biodiversidad y el encarecimiento
y agotamiento de los recursos no-renovables,
son consecuencias de un desequilibrio que
pensamos que sólo se permitirá apaciguar
con una inversión decidida y eficaz en educación.
Hacerlo a escala local/regional con una mirada
global, es un ejercicio de responsabilidad moral
para mi, para nosotros!

CENTRO DE INVESTIGACIONES DEL RECICLAJE....colorESarquitectura.

martes, 6 de marzo de 2012

...yo QUIERO CAMBIOS y ACTÚO!

Cuando hablamos de cubiertas ecológicas no hablamos de la cultura del cemento y el ladrillo tan arraigada en este país. Poco a poco se están estableciendo nuevas tendencias en arquitectura sostenible, con las que se busca mejorar la eficiencia energética y el respeto al medio ambiente. Hablamos de construcción de cubiertas vegetales ...!!!!

Con la introducción de las cubiertas vegetales en nuestras ciudades mejoramos la calidad del aire que respiramos, ya que absorbe el CO2 contaminante y libera oxígeno.
Favorecemos la biodiversidad, la vegetación atrae insectos y pájaros de una manera natural, igual que pasa en jardines o las plantas que tenemos en el balcón.
Los tejados vegetales mejoran la retención del agua mitigando el efecto de las riadas.
Mejora el impacto visual de las ciudades.
En nuestra propia vivienda mejora el aislamiento térmico y acústico.
Mejoramos la eficiencia energética en nuestra casa.

El uso de plantas extensivas mayoritariamente autóctonas, del género Sedum, estas requieren poca agua y un mínimo grosor de sustrato lo que significa una importante reducción de peso, el mantenimiento se limita prácticamente a retirar las malas hierbas.

Cubierta ecológica instalada en la Fábrica del Sol (Barcelona) por Bures Innova, el agua de lluvia se filtra por las ranuras que hay entre baldosas llenando un depósito de agua situado por debajo del tejado, lo que contribuye al aislamiento térmico del edificio


El compromiso con el medio ambiente, en el uso de materiales reciclados para la creación de una cubierta vegetal.
fibra triturada de coco, chip de coco, restos de poda, corteza de pino...

Además, tener la huerta en el tejado de nuestras casas es posible!!!!

Es mi compromiso con el Medio Ambiente, con la naturaleza, con mi profesión de arquitecta...mi compromiso conmigo misma y con mis seres queridos..."Yo QUIERO CAMBIOS y ACTÚO"

viernes, 17 de febrero de 2012

....locura: desperdicio masivo de alimentos!!!!

Este es un articulo escrito por Alejandra Agudo y me llega a mi correo gracias a una eoler Tania Preuss...una reflexión, desperdicio masivo de alimentos!...

DESPERDICIO MASIVO DE ALIMENTOS

ALEJANDRA AGUDO
Viernes 17 de febrero de 2012
Una señora mayor, encorvada, se acerca al montón de frutas que se amontonan en los pasillos de un céntrico mercado de Madrid. Son las que se van a tirar porque están pasadas y ya no se pueden vender.
No importa, la mujer, con una bolsa colgada del brazo y las manos enfundadas en unos guantes de plástico, inspecciona el género y selecciona las piezas que se llevará a casa. A la bolsa. La imagen no es nueva, pero en los últimos años se ha convertido en una estampa cada vez más frecuente. Los cubos en los que los supermercados tiran los productos a punto de caducar son un punto de encuentro en la madrugada para aquellas personas que no tienen recursos, y cada vez son más.
Mientras algunos están dispuestos a comer lo que recogen de los contenedores, el resto de la sociedad despilfarra alimentos que serían perfectamente consumibles, nada menos que 179 kilogramos al año de media en Europa. Pese a que muy pocos accederían a tirar una de las bolsas de la compra según llega a casa del supermercado, los europeos tiramos al año 89 millones de toneladas de alimentos comestibles, como denuncia un informe del Parlamento Europeo. España desperdicia una media de 163 kilos por persona, lo que suma 7,7 millones de toneladas al año. En términos absolutos es el sexto país que más comida tira después de Alemania (10,3), Holanda (9,4), Francia (9), Polonia (8,9) e Italia (8,7).
Toda la cadena alimentaria es responsable de este derroche, desde la producción hasta la mesa, aunque son los particulares los que más desperdician, un 42% del total. “La falta de conciencia, un mal empaquetado y la confusión con las fechas de caducidad son las causas detrás de este derroche”, apunta Salvatore Caronna, eurodiputado responsable del documento. “En un momento en el que más de 70 millones de personas sufren la pobreza en Europa tenemos que encarar y solucionar este problema”, pide Caronna.
El primer eslabón de la cadena alimentaria son los productores y la industria agroalimentaria. Según el informe del Parlamento Europeo en esta fase se pierden el 39% de alimentos. Lorenzo Ramos, presidente de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA), asegura que en el campo no se tiran alimentos, salvo en situaciones de crisis cuando el mercado de hunde. La más reciente fue la de la E.coli, el verano de 2011, que acabó con toneladas de pepinos y hortalizas de temporada en el contenedor porque la alerta sanitaria lanzada desde Alemania lastró los precios y el consumo de estos vegetales. “Nosotros normalmente recogemos y entregamos todo”, afirma. “Son las centrales hortofrutícolas las que hacen el escandallo -selección del género apto para la venta - y dicen qué porcentaje de frutas no cumplen los requisitos”. Los hortalizas que no pasan el examen, una especie de certamen de belleza, no acaban en los mostradores de la fruterías, pero tampoco regresan al productor, dice Ramos. “O realmente sí que las venden aunque no nos las paguen, o las tiran”.
A Francisco González no le hacen falta grandes crisis para tirar la mitad de su producción de acelgas en Villa del Prado, al suroeste de Madrid. “Cuando el precio está muy bajo, a 20 o 30 céntimos el kilo, no cubro ni los costes de producción y aguanto las hojas en la mata a ver si sube”. Pero si el precio no sube pronto, a las hojas de sus acelgas les empiezan a salir unas pequeñas manchas marrones. “Se podrían comer, pero esto no se vende”, dice González mientras muestra un fajo de hojas moteadas que acaba de cortar. Así que las recoge para que no se pudran en la mata y las tira. El problema para este agricultor, que cada vez planta menos en sus 20.000 metros cuadrados de tierra, es que los jóvenes ya no comen verduras. Y si caen las ventas, caen los precios y aumenta el desperdicio. “Es una pena con la de gente que pasa hambre”, se lamenta González mientras recuerda la cantidad de gastos que tiene trabajar el campo y lo poco que él mismo gana.
Las acelgas (la verdes y sanas) del agricultor acabarán unos días después de su recogida en un mostrador o en el menú de cualquiera de los 85.230 restaurantes de España. En sus cocinas se desperdician más de 63.000 toneladas de comida al año –el doble que dos décadas-, según un informe de Unilever Food Solutions avalado por la Federación Española de Hostelería y Restauración (FEHR). Según el estudio, el 60% de este derroche es producto de una mala previsión a la hora de hacer la compra. Otro 30% se desperdicia durante la preparación de las comidas y solo el 10% es lo que los comensales se dejan el plato, es decir, los verdaderos desperdicios.
Grandes cadenas de restauración, como el Grupo Vips, cuentan con sistemas informáticos para calcular las cantidades de cada plato que venden al día, lo que les permite estimar la cuantía necesaria de comida que se va a preparar antes de realizar el pedido. “Para reducir la cantidad de desperdicios también recurrimos al happy hour: los productos frescos que no tienen devolución (sándwiches, ensaladas, wraps, pastelitos, etcétera) se venden a un precio único de 1,50 euros a partir de las 23.00”, comentan fuentes del grupo. Pero los restaurantes familiares, de menú del día, tapas y cañas, no cuentan con esos recursos y tiran de experiencia. “Vamos más al día, pero unas veces nos sobra y otras nos falta”, explica el responsable de un restaurante de una zona industrial en el extrarradio de Madrid.
José María Rubio, presidente de la FEHR, cree todas fases en las que se desperdicia serían mejorables. “Deberíamos ser capaces de inculcar al sector que no se debe tirar comida y que la frase de que hay mucha gente pasando hambre no se quede en un decir”. Para Rubio este problema debe abordarse desde una triple perspectiva: “Primero desde el punto de vista ético, porque hay mucha gente que no tiene para comer; segundo, porque en dos décadas se ha duplicado el volumen de desperdicios y hay que ser socialmente responsables con el medio ambiente; y tercero, por razones económicas”. El sector pierde en alimentos mal aprovechados 255 millones de euros al año.
Con una buena previsión se reduciría este derroche, según Rubio. También los alimentos que se pierden durante las preparaciones se podrían aprovechar: “Los restos de verduras para hacer purés, las espinas de pescado para salsas, y los sobrantes de frutas para mermeladas”. Otro tema son las cantidades de comidas que se quedan en los platos. Rubio llama a la reflexión: “Si te devuelven la mayoría de los platos con la mitad de la comida, lo correcto sería bajar la ración, el precio y con ello, los desperdicios”.
El otro destino de los alimentos es el mostrador de los comercios, como Dimas y Pepi en el Mercado Maravillas de Madrid. Sus dueños, que dan nombre al local, han visto cómo han caído las ventas en los últimos años: “Yo calculo que vendo la mitad que antes de la crisis”. Por eso compra menos, pero tiene que llenar el mostrador y algunas frutas empiezan a ponerse feas. Este frutero ha optado, como otros, por poner unas canastillas bajo el expositor con frutas variadas a 40 céntimos. Aunque no lo pone en ningún cartel, los compradores habituales lo saben. “Si es que están buenísimas”, dice una señora mientras paga una de esas cestas de naranjas cuyo precio original era de 99 céntimos el kilo.
La mayoría de comercios de este mercado, el más grande abierto al público de la capital, asegura que intentan no tirar sus productos porque si no “no salen las cuentas”, repiten. Como Constantino De Anta, dueño de una carnicería. “Cuando veo que la carne se seca se la doy a una mujer que viene pidiendo los viernes por la tarde”, dice De Anta. Los sábados, además, una ONG de ayuda a drogodependientes, la Fundación Reto, recoge los alimentos que donan los comerciantes de este mercado en el centro de Madrid. Muchas tiendas querrían hacer lo mismo, pero las organizaciones de acción social no siempre tienen los medios para recoger todo lo que les ofrecen.
El final del viaje de cualquier alimento, fresco o procesado, son los consumidores, los mayores derrochadores de toda la cadena (42% del total). Responsables de una mala planificación pero víctimas de envases que no se ajustan a sus necesidades y un etiquetado confuso. “Hay que ponerles las cosas más fáciles a los consumidores”, pide Enrique García, portavoz de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). “No hay una variedad suficiente de formatos y las etiquetas no indican bien cómo conservar los alimentos”, afirma García, que también reconoce que hace falta más educación y conciencia por parte de los compradores. La recomendación de la OCU es tan sencilla como hacer una lista antes de la compra para no acabar adquiriendo lo que no se necesita.
Laura Garrido, de 29 años, vive sola en un apartamento de Madrid y reconoce que desaprovecha “bastante”. A menudo abre su frigorífico y ahí está esa lata de maíz que empezó hace días. Olvidada. Lo que le sobró ahora tiene moho, así que lo tira. “Los botes tienen demasiada cantidad para una ensalada y terminan condenados a la basura ya que su vida útil desde la apertura es muy corta”, se lamenta. A Garrido le encanta que la fruta fresca se pueda comprar en piezas individuales “ya que asegura un precio razonable independientemente de la cantidad que compre”. Pero el resto de alimentos los compra envasados. Cuando encuentra bandejas para un comensal, son muy caras. “Por menos cantidad de comida pagas lo mismo que si compraras en formato familiar”.
“Hay que poner en valor el papel del envase”, reconoce Paloma Sánchez Pello, directora del departamento de medio ambiente de la Federación de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB). “Es fundamental para que el consumidor compre la cantidad correcta”. Según Sánchez Pello la industria trabaja para mejorar el aprovechamiento de las materias primas, pero aún tiene margen en lo que a empaquetado se refiere.
Un error muy frecuente, que también influye en que los particulares desperdicien innecesariamente, es confundir la fecha de consumo preferente con la de caducidad. La primera se refiere a la fecha en la que es recomendable haber consumido el producto y a partir de la cual pierde alguna de sus cualidades organolépticas (olor, sabor, vitaminas, propiedades) pero que sigue siendo comestible. La segunda indica el momento a partir del cual el producto podría estar en mal estado y suponer un riesgo para la salud. Un 18% de los europeos declaró no entender esta diferencia en una encuesta. En España poner una fecha u otra es decisión del productor, pero la Comisión Europea trabaja en una directiva para instaurar un doble etiquetado con fecha límite de venta y fecha de caducidad, y así evitar que se tiren alimentos que podrían haberse consumido después de su fecha preferente. Fuentes del ministerio de Sanidad aseguran que cualquier iniciativa de la UE para clarificar las fechas en el etiquetado “será bienvenida”.
No son pocas las empresas, que conscientes del drama del hambre, han optado por donar sus excedentes en vez de tirarlos. La red de Bancos de Alimentos de España no dan abasto para gestionar la gran cantidad de alimentos que les llega: más de 90 millones de kilos en 2011, según la federación que los agrupa. “No estamos preparados para recoger todo, necesitamos más infraestructuras, camiones, cámaras de frío”, afirma el presidente del Banco de Alimentos de Madrid, Javier Espinosa.
Pese a que el investigador y activista Tristram Stuart, autor de Despilfarro, acusa en su libro a los supermercados de rechazar el 30% de la fruta y verdura por cuestiones estéticas, Espinosa no cree que haya irresponsabilidad por parte de las distribuidoras. “No vale decir que no son solidarios, es que es muy complicada la organización”, puntualiza. En un día normal de actividad, en las naves del Banco de Alimentos al norte de la comunidad, hay una centena de voluntarios trabajando para seleccionar, organizar y repartir la comida que les llega, aunque sea febrero y el frío siberiano agarrote las manos.
En el departamento de clasificación, tres personas ataviadas con mono azul inspeccionan las mermas que les llegan, es decir, todas esas latas abolladas o cajas de puré medio rotas que no se pueden vender. “¡Pero la comida está en perfecto estado!”, indica una de las voluntarias. Montones de productos con marca o arroz, leche, cebollas, mandarinas, muchas mandarinas, llenan las interminables estanterías del almacén. Así, sí.
...desperdicio masivo de alimentos! Una motivación más para RE-PROGRAMACIÓN DE RESIDUOS.